Simbolos de la paz

Símbolos de paz y amor

Varios símbolos de la paz se han utilizado de muchas maneras en diversas culturas y contextos. La paloma y la rama de olivo fueron utilizadas simbólicamente por los primeros cristianos y luego se convirtieron en un símbolo secular de la paz, popularizado por una litografía de Pablo Picasso después de la Segunda Guerra Mundial. En la década de 1950, el «signo de la paz», como se conoce hoy en día (también conocido como «paz y amor»), fue diseñado por Gerald Holtom como logotipo de la Campaña Británica para el Desarme Nuclear (CND),[1] un grupo a la vanguardia del movimiento pacifista en el Reino Unido, y adoptado por activistas antiguerra y de la contracultura en Estados Unidos y otros países. El símbolo es una superposición de las señales de semáforo de las letras «N» y «D», que representan el «desarme nuclear»,[2] al tiempo que hace referencia a la obra de Goya El tres de mayo de 1808 (1814) (también conocida como «El campesino ante el pelotón de fusilamiento»)[3].

El uso de la rama de olivo como símbolo de paz en la civilización occidental se remonta al menos al siglo V a.C. en Grecia. La rama de olivo, que los griegos creían que representaba la abundancia y alejaba los malos espíritus,[4] era uno de los atributos de Eirene,[5] la diosa griega de la paz. Eirene (a la que los romanos llamaban Pax), aparecía en las monedas imperiales romanas[6] con una rama de olivo.

Símbolo para entender…

Varios símbolos de la paz se han utilizado de muchas maneras en diversas culturas y contextos. La paloma y la rama de olivo fueron utilizadas simbólicamente por los primeros cristianos y, con el tiempo, se convirtieron en un símbolo secular de la paz, popularizado por una litografía de la paloma realizada por Pablo Picasso después de la Segunda Guerra Mundial. En la década de 1950, el «signo de la paz», como se conoce hoy en día (también conocido como «paz y amor»), fue diseñado por Gerald Holtom como logotipo de la Campaña Británica para el Desarme Nuclear (CND),[1] un grupo a la vanguardia del movimiento pacifista en el Reino Unido, y adoptado por activistas antiguerra y de la contracultura en Estados Unidos y otros países. El símbolo es una superposición de las señales de semáforo de las letras «N» y «D», que representan el «desarme nuclear»,[2] al tiempo que hace referencia a la obra de Goya El tres de mayo de 1808 (1814) (también conocida como «El campesino ante el pelotón de fusilamiento»)[3].

El uso de la rama de olivo como símbolo de paz en la civilización occidental se remonta al menos al siglo V a.C. en Grecia. La rama de olivo, que los griegos creían que representaba la abundancia y alejaba los malos espíritus,[4] era uno de los atributos de Eirene,[5] la diosa griega de la paz. Eirene (a la que los romanos llamaban Pax), aparecía en las monedas imperiales romanas[6] con una rama de olivo.

Símbolos de la paz en el mundo

La paz es un aspecto importante del desarrollo y la preservación de la vida. Se caracteriza por la armonía, la ausencia de violencia, de conflictos y la ausencia de cualquier tipo de miedo. La paz suele entenderse como la ausencia de hostilidad, pero también sugiere un intento de reconciliación y la existencia de unas relaciones interpersonales e internacionales saludables. Los países de todo el mundo y las organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y los organismos regionales han invertido mucho en el mantenimiento de la paz dentro de los países y las regiones. Han adoptado disposiciones para hacer frente a las situaciones que amenazan la paz y pueden conducir a la violencia. Algunas de las formas de mantener la paz son el empleo del ejército militar, la inversión en armas, la concienciación pública sobre la importancia de la paz y el uso de símbolos de paz para promoverla. Algunos símbolos de la paz se han utilizado en diversas culturas y contextos.

Los primeros cristianos utilizaban la paloma y la rama de olivo como símbolo de paz. Los cristianos extrajeron estos símbolos de dos fuentes: la historia de Noé y el diluvio en el Antiguo Testamento y el pensamiento griego. La historia de Noé termina con la descripción de una paloma que trae una hoja de olivo recién arrancada como señal de vida y paz después del diluvio. El símbolo de la paloma y el olivo fue confirmado por San Agustín de Hipona en sus escritos sobre la doctrina cristiana. El Nuevo Testamento compara la paloma con el Espíritu Santo, representando la paloma la paz del alma y no la paz civil entre los primeros cristianos. Sin embargo, hacia el siglo III, la paloma comenzó a representar la paz en el Antiguo Testamento. La paloma y la rama de olivo también se han utilizado en el mundo secular como representación de la paz. La paloma era un símbolo de paz entre el partido comunista y se utilizaba en sus manifestaciones en el siglo XX.

Símbolos de la paz y significados

Seguro que alguna vez has hecho el signo de la paz, utilizando los dedos índice y corazón para hacer una «V». Aunque se llama signo, similar a los gestos utilizados en el lenguaje de signos, éste no es el gesto real de «paz» en el lenguaje de signos americano.

Ahora, ¡el símbolo de la paz! Aunque con una sola mirada su significado es evidente, para entender el origen del símbolo de la paz, debemos mirar más de cerca. Aunque este símbolo se asocia estrechamente con los sentimientos antibélicos (y a veces, por extensión, con los sentimientos antimilitares), su propio diseño se inspiró en el código naval del semáforo.

El semáforo es empleado tradicionalmente por los marinos que utilizan banderas mantenidas en diferentes posiciones para comunicarse a través de las distancias, como por ejemplo entre dos barcos en el mar. Entonces, ¿cómo se traduce el semáforo en el símbolo de la paz? Es muy sencillo: las posiciones del semáforo para las letras N (en la que el abanderado se coloca con los brazos en «V» invertida) y D (en la que el abanderado se coloca con un brazo recto por encima de la cabeza, y el otro recto hacia abajo) cuando se combinan forman la estructura de la línea interior del símbolo.

admin

Por admin