Aparato reproductor masculino y femenino

Sistema reproductor masculino y femenino: partes y funciones

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Lista de órganos reproductores masculinos y femeninos relacionados» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (junio de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Esta lista de órganos reproductores masculinos y femeninos relacionados muestra cómo los órganos reproductores masculinos y femeninos y el desarrollo del sistema reproductivo están relacionados, compartiendo una ruta de desarrollo común. Esto los convierte en homólogos biológicos. Estos órganos se diferencian en los respectivos órganos sexuales de los machos y las hembras.

Los genitales externos de machos y hembras tienen un origen similar. Surgen del tubérculo genital que se forma antes de los pliegues cloacales (células mesenquimales en proliferación alrededor de la membrana cloacal). El aspecto caudal de los pliegues cloacales se subdivide a su vez en los pliegues anales posteriores y los pliegues uretrales anteriores. Bilateralmente al pliegue uretral, las hinchazones genitales (tubérculos) se vuelven prominentes. Estas estructuras son las futuras hinchazones escrotales y los labios mayores en los hombres y las mujeres, respectivamente.

Diferencia entre el sistema reproductor masculino y el femenino

Mientras que el objetivo final del sistema reproductor humano es producir descendencia, el objetivo próximo es producir placer e inducir la creación de vínculos. Esto puede verse en nuestros parientes más cercanos, los chimpancés bonobos, que tienen relaciones sexuales por una amplia variedad de razones, como el placer, la creación de vínculos y el alivio de la tensión, además de producir descendencia.

El aparato reproductor o sistema genital es un conjunto de órganos dentro de un organismo que trabajan juntos para producir descendencia. Muchas sustancias no vivas, como los fluidos, las hormonas y las feromonas, son accesorios importantes del sistema reproductor. A diferencia de la mayoría de los sistemas de órganos, los sexos de las especies diferenciadas suelen tener diferencias significativas. Estas diferencias permiten la combinación de material genético entre dos individuos y, por tanto, la posibilidad de una mayor aptitud genética de la descendencia.

La reproducción humana tiene lugar en forma de fecundación interna mediante el coito. Durante este proceso, el pene erecto del varón se introduce en la vagina de la mujer hasta que el varón eyacula el semen, que contiene esperma, en la vagina. Los espermatozoides viajan a través de la vagina y el cuello uterino hasta el útero para la posible fecundación de un óvulo. Si la fecundación y la implantación tienen éxito, el feto se gesta en el útero de la mujer durante aproximadamente nueve meses (embarazo). La gestación finaliza con el trabajo de parto que da lugar al nacimiento. En el parto, los músculos uterinos se contraen, el cuello uterino se dilata y el bebé sale por la vagina. Los bebés y niños humanos son casi indefensos y requieren un alto nivel de cuidados parentales durante muchos años. Un tipo importante de cuidados parentales es el uso de las glándulas mamarias de los pechos femeninos para amamantar al bebé.

Diagrama del sistema reproductor femenino

Merck and Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez como Manual Merck en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual MSD fuera de Norteamérica. Conozca más sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico global.

Bulbouret… glándula macho

La reproducción es el proceso por el que los organismos hacen más organismos como ellos. Pero aunque el sistema reproductor es esencial para mantener viva una especie, a diferencia de otros sistemas corporales, no es esencial para mantener vivo a un individuo.

En el proceso reproductivo humano intervienen dos tipos de células sexuales, o gametos. El gameto masculino, o espermatozoide, y el femenino, el óvulo, se encuentran en el aparato reproductor de la mujer. Cuando el espermatozoide fecunda (se encuentra con) un óvulo, este óvulo fecundado se denomina cigoto. El cigoto pasa por el proceso de convertirse en un embrión y desarrollarse en un feto.

Los seres humanos, al igual que otros organismos, transmiten algunas características de sí mismos a la siguiente generación. Lo hacemos a través de nuestros genes, los portadores especiales de los rasgos humanos. Los genes que transmiten los padres son los que hacen que sus hijos se parezcan a otros de su familia, pero también los que hacen que cada hijo sea único. Estos genes proceden del esperma del hombre y del óvulo de la mujer.

admin

Por admin