Como ponerse un manton de manila para una boda

formas de ponerse un pareo 2 / ways to wear a shawl 2

1.- Lavado: Nunca lo laves en casa, siempre en la tintorería. Si ves una pequeña marca, frótala con jabón con un trapo debajo del chal. Luego plancha el chal.2.- Planchado: Plancha el chal al revés con plancha de vapor, para realzar el bordado.3.- Conservación: Cuelgue su nuevo chal en una percha, recupérelo con una funda y guárdelo de la luz en su armario.

1.- Lavado: Nunca lo laves en casa, siempre en la tintorería. Si ves una pequeña marca, frótala con jabón con un trapo debajo del chal. Luego plancha el chal.2.- Planchado: Plancha el chal al revés con plancha de vapor, para realzar el bordado.3.- Conservación: Cuelgue su nuevo chal en una percha, recupérelo con una funda y guárdelo de la luz en su armario.

¡ang limang paraan para gamitin ang scarf mo!

Aunque hay quien sigue apostando por el chal, el pañuelo o la torera, lo cierto es que esta prenda de gasa no es lo más ‘trendy’ ni actual si buscamos un buen look para un evento importante. Por suerte cada vez hay más opciones para dar ese toque final a un traje especial o para cumplir con el protocolo de ciertos lugares. En este post queremos daros algunas alternativas al chal para una boda, para todas aquellas mujeres que buscan algo diferente, sin renunciar al estilo.

Ya os contamos en su día que los pañuelos de seda se habían convertido en el complemento de moda para las invitadas de boda. Os contamos las diferentes opciones para incorporarlo al peinado o alrededor de una pamela, o como sustituto de la misma. En este caso tenemos que añadir que nuestros pañuelos y bufandas de seda son una de las alternativas más elegantes al chal para una boda.

A diferencia de la gasa del chal, la seda tiene interesantes propiedades; es suave, delicada, en definitiva, un tejido único y perfecto para proteger nuestro cuello y hombros del frío o de las bajas temperaturas de la noche.

el mantón de manila, los mantoncillos de feria y las cigarreras

La reina Letizia se sumó a este esquema floral coordinado con algo un poco especial: ¡un vestido de mantón de Manila! Estos tradicionales mantones de seda bordados vinieron de China a través de Manila antes de que el comercio los llevara a España, donde adquirieron espectaculares bordes con flecos y la suficiente popularidad como para convertirse en un símbolo cultural. La Reina Sofía es una fanática de la versión tradicional (ver aquí), al igual que la Infanta Elena (ver aquí). Letizia llevó un chal completamente negro en 2015 en Dinamarca, así como en otras ocasiones.

La versión de su vestido viene de la mano de Juan Duyos, que ha utilizado los mantones de Manila como inspiración en trabajos anteriores. Es precioso, y ha merecido la pena la espera para aquellos que han estado anticipando una creación de Duyos desde que Letizia y su estilista fueron fotografiados saliendo del estudio del diseñador a principios de este año.

La reina de la modernidad se siente atraída por la tradición, y no es la primera vez que se divierte con el mantón de Manila. También tiene una falda blanca y negra de Lorenzo Caprile de 2004 que rinde homenaje a los famosos mantones.

cómo ponerse un chal / how to wear a shawl

El Mantón de Manila se confecciona con seda natural y suele estar bordado con colores vivos. Lo más especial del Mantón de Manila es que está bordado a mano. Las mujeres utilizan los mantones para vestirse e ir a fiestas, pero sobre todo para bailar flamenco.

Sara Baras es una de las mejores bailarinas de flamenco de España y es experta en hacer girar su Mantón durante su baile, y una de las cantantes más populares de este género es Isabel Pantoja, y tiene una gran variedad de hermosos mantones (Mantón de Manila).

El Mantón de Manila, tal y como lo conocemos hoy, es un complemento de vestir femenino ligado a la artesanía española. Su propia denominación hace referencia a su lugar de origen: la ciudad de Manila, capital de la antigua colonia española de Filipinas.

Muchas de las tradiciones que consideramos genuinamente españolas, en realidad no lo son, o al menos no en su origen. Lo interesante de este fenómeno es cuando analizamos el procedimiento a través del cual ciertos elementos, en principio ajenos a nuestras tradiciones, se han ido incorporando, sufriendo los cambios necesarios para adaptarse a la cultura receptora.

admin

Por admin