Etapas de la escultura griega

Afrodita de knidos

HomeHistoriasLínea de tiempo del arte y la escultura de la antigua GreciaLínea de tiempo del arte y la escultura de la antigua GreciaUna mirada más profunda al desarrollo del arte y la escultura de la antigua Grecia a través del tiempo, abarcando varios estilos, formas y contextos mitológicos.7 de mayo de 2020 – Por Charlotte Davis

La escultura de la antigua Grecia ha seguido fascinando a lo largo del Imperio Romano, el Renacimiento, el Grand Tour y el público actual. Numerosas copias posteriores de originales griegos antiguos permanecen en museos de todo el mundo, atrayendo a millones de espectadores. Estas esculturas se han convertido en símbolos de la sociedad occidental, el intelectualismo y la historia. A continuación se detalla la cronología de la escultura griega antigua a través del tiempo, las guerras y los cambios de liderazgo.

Tras la Edad Media griega, el periodo arcaico se caracteriza por una mayor interacción con Egipto y las regiones de Oriente Próximo. Desde el punto de vista histórico, este periodo se caracterizó por la mayor exposición de varias ciudades-estado y grupos culturales autónomos y, por tanto, por el aumento del comercio y la influencia.

Doryphoros

La historia del arte griego antiguo, principalmente en forma de escultura, se compone aproximadamente de tres periodos: el Arcaico, el Clásico y el Helenístico. El Arcaico es más bien rígido y primitivo; el Clásico se vuelve más sofisticado y realista; y el Helenístico se vuelve florido y altamente decorativo.

Estos tres periodos pueden considerarse como los tres periodos de la arquitectura griega: el dórico, el jónico y el corintio. Las columnas dóricas son las más sencillas, las jónicas son más decorativas y las corintias son francamente exageradas y fastuosas. Esta sencilla conexión puede ayudar a los amantes del arte a recordar las diferencias.

En el periodo arcaico del arte griego [800-500 a.C.], las esculturas se colocaban en pedestales que bordeaban la entrada de un templo principal o para marcar las tumbas. La estatua típica es una figura masculina o femenina que adopta una postura bastante rígida. Las estatuas masculinas se llaman kouroi (que significa simplemente «hombres jóvenes») y representan a dioses, guerreros y atletas. Las estatuas femeninas se llaman korai y representan a sacerdotisas, diosas y ninfas vestidas. Siempre tienen la sonrisa arcaica de labios finos, tal vez como reflejo de la prosperidad y la relativa paz de la época.

Estatuas griegas masculinas

La escultura de la antigua Grecia es el principal tipo de arte griego antiguo que se conserva, ya que, a excepción de la cerámica griega antigua pintada, casi no se conserva la pintura griega antigua. Los estudiosos modernos identifican tres grandes etapas en la escultura monumental en bronce y piedra: la arcaica (desde aproximadamente el 650 al 480 a.C.), la clásica (480-323) y la helenística. En todos los periodos hubo un gran número de figuras griegas de terracota y pequeñas esculturas en metal y otros materiales.

Los griegos decidieron muy pronto que la forma humana era el tema más importante para el esfuerzo artístico[1] Al ver que sus dioses tenían forma humana, había poca distinción entre lo sagrado y lo secular en el arte: el cuerpo humano era tanto secular como sagrado. Un desnudo masculino de Apolo o Heracles sólo tenía ligeras diferencias de tratamiento con uno del campeón olímpico de boxeo de ese año. La estatua, originalmente individual pero ya en el periodo helenístico a menudo en grupos, era la forma dominante, aunque los relieves, a menudo tan «altos» que eran casi independientes, también eran importantes.

Fidias

La escultura de la antigua Grecia es el principal tipo de arte griego antiguo que se conserva, ya que, a excepción de la cerámica griega antigua pintada, casi no se conserva la pintura griega antigua. Los estudiosos modernos identifican tres grandes etapas en la escultura monumental en bronce y piedra: la arcaica (desde aproximadamente el 650 al 480 a.C.), la clásica (480-323) y la helenística. En todos los periodos hubo un gran número de figuras griegas de terracota y pequeñas esculturas en metal y otros materiales.

Los griegos decidieron muy pronto que la forma humana era el tema más importante para el esfuerzo artístico[1] Al ver que sus dioses tenían forma humana, había poca distinción entre lo sagrado y lo secular en el arte: el cuerpo humano era tanto secular como sagrado. Un desnudo masculino de Apolo o Heracles sólo tenía ligeras diferencias de tratamiento con uno del campeón olímpico de boxeo de ese año. La estatua, originalmente individual pero ya en el periodo helenístico a menudo en grupos, era la forma dominante, aunque los relieves, a menudo tan «altos» que eran casi independientes, también eran importantes.

admin

Por admin