El alma segun platon

Razón, espíritu y apetito

La teoría del alma de Platón, basada en las palabras de su maestro Sócrates, consideraba que la psique (ψυχή) era la esencia de la persona, siendo aquello que decide el comportamiento de las personas. Consideraba que esta esencia era un ocupante incorpóreo y eterno de nuestro ser. Platón decía que incluso después de la muerte, el alma existe y es capaz de pensar. Creía que, a medida que los cuerpos mueren, el alma renace continuamente (metempsicosis) en cuerpos posteriores. El alma platónica consta de tres partes que se encuentran en diferentes regiones del cuerpo:[1][2][3]

En su tratado de la República, y también con la alegoría del carro en el Fedro, Platón afirmó que las tres partes de la psique corresponden también a las tres clases de una sociedad. [4] Ya sea en una ciudad o en un individuo, se declara que la δικαιοσύνη (dikaiosyne, justicia) es el estado del conjunto en el que cada parte cumple su función, mientras que la templanza es el estado del conjunto en el que cada parte no intenta interferir en las funciones de las demás[5] La función del epithymetikon es producir y buscar el placer. La función del logistikon es gobernar suavemente mediante el amor al aprendizaje. La función del timoides es obedecer las indicaciones del logistikon y defender ferozmente el conjunto de la invasión externa y el desorden interno. Ya sea en una ciudad o en un individuo, la ἀδικία (adikia, injusticia) es el estado contrario del conjunto, adoptando a menudo la forma específica en la que el animoso escucha en lugar del apetitivo, mientras que juntos ignoran por completo lo lógico o lo emplean en sus búsquedas de placer.

Qué es el alma espiritual según platón

La teoría del alma de Platón, basada en las palabras de su maestro Sócrates, consideraba que la psique (ψυχή) era la esencia de la persona, siendo aquello que decide el comportamiento de las personas. Consideraba que esta esencia era un ocupante incorpóreo y eterno de nuestro ser. Platón decía que incluso después de la muerte, el alma existe y es capaz de pensar. Creía que, a medida que los cuerpos mueren, el alma renace continuamente (metempsicosis) en cuerpos posteriores. El alma platónica consta de tres partes que se encuentran en diferentes regiones del cuerpo:[1][2][3]

En su tratado de la República, y también con la alegoría del carro en el Fedro, Platón afirmó que las tres partes de la psique corresponden también a las tres clases de una sociedad. [4] Ya sea en una ciudad o en un individuo, se declara que la δικαιοσύνη (dikaiosyne, justicia) es el estado del conjunto en el que cada parte cumple su función, mientras que la templanza es el estado del conjunto en el que cada parte no intenta interferir en las funciones de las demás[5] La función del epithymetikon es producir y buscar el placer. La función del logistikon es gobernar suavemente mediante el amor al aprendizaje. La función del timoides es obedecer las indicaciones del logistikon y defender ferozmente el conjunto de la invasión externa y el desorden interno. Ya sea en una ciudad o en un individuo, la ἀδικία (adikia, injusticia) es el estado contrario del conjunto, adoptando a menudo la forma específica en la que el animoso escucha en lugar del apetitivo, mientras que juntos ignoran por completo lo lógico o lo emplean en sus búsquedas de placer.

El alma animada

La teoría del alma de Platón, basada en las palabras de su maestro Sócrates, consideraba que la psique (ψυχή) era la esencia de la persona, siendo aquello que decide el comportamiento de las personas. Consideraba que esta esencia era un ocupante incorpóreo y eterno de nuestro ser. Platón decía que incluso después de la muerte, el alma existe y es capaz de pensar. Creía que, a medida que los cuerpos mueren, el alma renace continuamente (metempsicosis) en cuerpos posteriores. El alma platónica consta de tres partes que se encuentran en diferentes regiones del cuerpo:[1][2][3]

En su tratado de la República, y también con la alegoría del carro en el Fedro, Platón afirmó que las tres partes de la psique corresponden también a las tres clases de una sociedad. [4] Ya sea en una ciudad o en un individuo, se declara que la δικαιοσύνη (dikaiosyne, justicia) es el estado del conjunto en el que cada parte cumple su función, mientras que la templanza es el estado del conjunto en el que cada parte no intenta interferir en las funciones de las demás[5] La función del epithymetikon es producir y buscar el placer. La función del logistikon es gobernar suavemente mediante el amor al aprendizaje. La función del timoides es obedecer las indicaciones del logistikon y defender ferozmente el conjunto de la invasión externa y el desorden interno. Ya sea en una ciudad o en un individuo, la ἀδικία (adikia, injusticia) es el estado contrario del conjunto, adoptando a menudo la forma específica en la que el animoso escucha en lugar del apetitivo, mientras que juntos ignoran por completo lo lógico o lo emplean en sus búsquedas de placer.

Qué es el alma racional según platón

La teoría del alma de Platón, basada en las palabras de su maestro Sócrates, consideraba que la psique (ψυχή) era la esencia de la persona, siendo aquello que decide el comportamiento de las personas. Consideraba que esta esencia era un ocupante incorpóreo y eterno de nuestro ser. Platón decía que incluso después de la muerte, el alma existe y es capaz de pensar. Creía que, a medida que los cuerpos mueren, el alma renace continuamente (metempsicosis) en cuerpos posteriores. El alma platónica consta de tres partes que se encuentran en diferentes regiones del cuerpo:[1][2][3]

En su tratado de la República, y también con la alegoría del carro en el Fedro, Platón afirmó que las tres partes de la psique corresponden también a las tres clases de una sociedad. [4] Ya sea en una ciudad o en un individuo, se declara que la δικαιοσύνη (dikaiosyne, justicia) es el estado del conjunto en el que cada parte cumple su función, mientras que la templanza es el estado del conjunto en el que cada parte no intenta interferir en las funciones de las demás[5] La función del epithymetikon es producir y buscar el placer. La función del logistikon es gobernar suavemente mediante el amor al aprendizaje. La función del timoides es obedecer las indicaciones del logistikon y defender ferozmente el conjunto de la invasión externa y el desorden interno. Ya sea en una ciudad o en un individuo, la ἀδικία (adikia, injusticia) es el estado contrario del conjunto, adoptando a menudo la forma específica en la que el animoso escucha en lugar del apetitivo, mientras que juntos ignoran por completo lo lógico o lo emplean en sus búsquedas de placer.

admin

Por admin